¿Por qué necesito un certificado de seguridad en mi web?

This post is also available in: Català (Catalán)

Al ofrecer un entorno seguro ganamos la confianza de nuestros usuarios, mejoramos el posicionamiento y aumentamos las visitas

Según el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) este año se van a superar las 100.000 incidencias en materia de seguridad digital. Una tendencia al alza que pone en riesgo las comunicaciones que establecemos a diario en internet, como ya explicamos en un artículo anterior.  

Los tipos de ataque más habituales son los intentos de fraude y estafa, el robo de contraseñas y las suplantaciones de identidad. Por este motivo, los usuarios demandan confianza a los proveedores de servicios en internet, ya sea en banca online (las organizaciones que antes y mejor se han preparado), tiendas de e-commerce o simplemente en páginas web que requieran el registro del usuario. 

Esta falta de confianza se reduce drásticamente cuando la web puede demostrar la autenticidad de su dominio y servidor, y que las comunicaciones entre web y cliente serán cifradas. 

Los certificados de seguridad, basados en tecnología SSL/TLS, muestran en el navegador del usuario que la conexión es segura (HTTPS), y aportan los siguientes beneficios:  

–    Seguridad de las comunicaciones: encriptación e integridad de los datos y autenticación. 
–    Evitan que el usuario reciba un aviso de que el sitio web no es seguro.
–    Mejoran el posicionamiento en buscadores: Google valora los entornos seguros.
–    Ayudan a incrementar las visitas: los usuarios pasan más tiempo y son recurrentes cuando tienen confianza en la web. 

Hay diferentes tipos de certificados de seguridad y entidades emisoras. Por ejemplo la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre emite un certificado a través de la entidad WebTrust. Hay incluso opciones gratuitas, aunque no recomendadas, pues aun cumpliendo los requisitos técnicos, estos certificados no son reconocidos por los navegadores y muestran un aviso de que la entidad emisora es desconocida, causando el efecto contrario al esperado. Por este motivo es fundamental saber qué certificado se adapta mejor a mis necesidades. 

En definitiva, la ciberseguridad es una amenaza global que nos afecta a todos e impulsa normativas internacionales. En la medida de nuestras posibilidades debemos contribuir a hacer de internet un lugar más seguro y aumentar la confianza de nuestros usuarios.  

Para saber más te recomendamos que leas nuestra Guía práctica de certificados digitales y consultes a nuestro equipo de especialistas.